Mensaje del Intendente

En el Biobío nos aburrimos de llorar

Durante años hemos sido testigos de múltiples voces que nos dicen que Santiago se lleva todos los recursos y que poco y nada deja para el resto de las regiones. Esa crítica no deja de ser cierta, pero también ha servido para que varias generaciones se hayan escudado en la pasividad de esperar que otros vengan a hacer lo que los propios habitantes de la Región del Biobío tenemos como responsabilidad: crecer, desarrollarnos, mejorar nuestra calidad de vida e impulsar proyectos país, desde acá, pasando de la mera crítica a la acción.

El gran mérito de REC Rock en Conce, no es sólo haber reunido a más de 20 mil personas en el Parque Bicentenario. Ni que, teniendo como pretexto un show de música, hayamos podido consolidar un espacio de integración transversal, tan necesario en todas las ciudades del mundo. El gran mérito del concierto, que convocó a varios de los mejores exponentes del rock chileno en tierras penquistas, es haber demostrado que en Concepción y en la Región del Biobío tenemos todo lo necesario para marcar la pauta nacional.

Un día en todo Chile se habló de Concepción gracias al REC. Hemos pasado de la queja constante a la propuesta. De la espera a la acción. Nos podríamos haber pasado los próximos cuatro años diciendo que carecemos de espacios para espectáculos masivos, que no tenemos la capacidad de organización de los shows que se ven en la Región Metropolitana; pero preferimos hacernos cargo, recoger lo mejor de nuestra música y ofrecer un escenario a su altura. Y lo logramos.

El REC Rock en Conce debe ser realizado el próximo año y desde ya estamos trabajando para que eso ocurra. Sin embargo, si nos quedamos en la repetición anual de un recital rockero, estaremos perdiendo el gran precedente que esta iniciativa ha dejado: tenemos todo para liderar en distintos ámbitos el acontecer nacional, si seguimos trabajando en la línea de fortalecer el capital social, trabajar mancomunadamente y recuperar las confianzas entre actores del mundo público, privado y social. En el Biobío nos aburrimos de llorar por el talento que se va, hoy estamos trabajando para retenerlo y para atraer más talento hacia nuestra zona.

La Región del Biobío no sólo es rica en historia musical, sino que nuestro potencial cultural y artístico también involucra expresiones como el teatro, las artes visuales, la arquitectura y la escultura. De la misma forma, tenemos la obligación de aventurarnos en ser líderes en la generación de energía y en materia de innovación, investigación y conocimiento. Debemos fomentar el mercado de servicios, el turismo histórico patrimonial y la industria maderera, gastronómica, frutícola, vitivinícola, y un sinnúmero de otras fortalezas, con las que también podemos tomarnos la agenda nacional, si repetimos este exitoso modelo de trabajo. La invitación que estamos realizando desde el Gobierno Regional del Biobío es a participar transversalmente, insistiendo en la necesidad de fortalecer el capital social. Acá no sobra nadie, en el Biobío los necesitamos a todos.

Rodrigo Díaz Wörner
Intendente de la Región del Biobío


Mirada local para el desarrollo

Mirada local para el desarrollo

Incorporar a todos los ciudadanos en los beneficios del desarrollo, independiente del lugar donde vivan, es el objetivo que el Gobierno de la Presidenta Bachelet nos ha planteado con su programa de Gobierno y para ello la descentralización ha sido puesta como eje, buscando terminar con la concentración de decisiones del nivel central.

Por ello, tal como expuso este lunes el jefe del Departamento de Políticas y Descentralización de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, Osvaldo Henríquez, es que estamos impulsando la Agenda de Descentralización, que tiene medidas tan importantes como la reforma que permitirá elegir democráticamente a los intendentes; y el traspaso de competencias desde el Gobierno Central a los gobiernos regionales.

El caso más emblemático es el del fomento productivo, categoría donde hemos sido elegidos como región piloto, junto a Antofagasta y Los Ríos, para construir una experiencia de descentralización que consiste en traspasar 14 programas de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo), 10 del Servicio de Cooperación Técnica (Sercotec) y nueve de Innova Bío Bío.

Esta nueva institucionalidad descentralizada que se traduce en un Comité de Desarrollo Productivo, estará a cargo de un director y tres subdirectores con la responsabilidad de fomentar la mediana y pequeña empresa y la innovación y el emprendimiento; lo que permitirá rediseñar las políticas de fomento regional desde el Biobío, poniendo énfasis en las necesidades y oportunidades locales.

Lo anterior lo haremos gracias a un equipo interdisciplinario que estará conformado por profesionales del servicio público, representantes del mundo académico y empresarios; quienes durante el segundo semestre de 2015 dispondrán de $7.500 millones para invertir en empleo, emprendimiento y desarrollo; con una evaluación regionalista e informada.

Con esto nos estamos haciendo cargo de un anhelo que regiones como la nuestra han tenido durante años. Nos preocupa el crecimiento económico y la generación de empleo y sabemos que la mirada local es clave para cumplir con una descentralización verdadera.

Rodrigo Díaz Wörner
Intendente de la Región del Biobío



Wenüfoye: una bandera que izamos con orgullo

Wenüfoye: una bandera que izamos con orgullo

Este año, en el contexto del Wiñoy Tripantu o ceremonia de nuestros pueblos indígenas para celebrar “el regreso del sol”, el Gobierno de la Región del Biobío cumplió el hito de izar por primera vez la bandera mapuche – Wenüfoye. Fue un hecho político histórico nacional, al ser el único GORE en levantar el símbolo mapuche en el frontis del edificio.

Este acto organizado entre la Corporación de Profesionales Mapuche Enama, el Gobierno Regional del Biobío y la Intendencia, a la que asistimos representantes del sector público y privado, que fue iniciado con un llellipun (oración), y que de fondo tenía el pasado de los pueblos originarios grabado en el Mural Historia de Concepción, tuvo como sello reconocer el origen plurinacional de Chile.

Es en este tránsito de renovación de energías en lo que estamos trabajando como Gobierno, abriendo un nuevo ciclo de complementación y de ratificación de nuestro compromiso de tener una sociedad más integradora, menos desigual y más cooperadora.

Lo reconocemos: mantenemos una deuda histórica con los pueblos originarios. Deuda que buscamos reparar con acciones simbólicas como el izamiento del Wenüfoye; y con acciones concretas, como nos ha pedido la Presidenta Michelle Bachelet.

Ejemplo de lo anterior es el proceso de consulta previa para tener próximamente un Ministerio de Pueblos Indígenas, un Consejo de Pueblos Originarios y presentar una indicación sustitutiva al proyecto de nuevo Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Mociones a ser presentadas este segundo semestre de 2015.

Más aún, en la Región del Biobío desde hace más de un año hemos firmado 12 Convenios de Inversión Pública 2014 – 2018 para la Provincia de Arauco y la comuna de Alto Biobío, en donde nos comprometemos en trabajar en la adquisición de tierras, política de aguas, salud, educación y fomento productivo; a su vez en infraestructura en electrificación, vivienda y conectividad vial; acciones en apoyo al medio ambiente, turismo, transporte y telecomunicaciones.

Particularmente en cuanto a tierras, desde que asumimos el Gobierno hemos adquirido cerca de 2.850 hectáreas de terrenos que han sido traspasados a un total de 16 comunidades indígenas que nos la han requerido, beneficiando a unas 758 familias aproximadamente.

Insistimos, este nuevo ciclo es de trabajo y complementación, porque queremos avanzar en la generación de espacios integradores, nos importa que el pueblo mapuche sea protagonista en la construcción de la Estrategia Regional de Desarrollo; y nos enorgullece que su bandera flamee en nuestro Gobierno Regional, porque somos parte de una sociedad que necesita imperiosamente aprender de los demás y ayudarse los unos a los otros.

Rodrigo Díaz Wörner
Intendente de la Región del Biobío