Pequeños productores de Tirúa accederán a capacitación con apoyo del Gobierno Regional

julio 20, 2022 7:36 pm
Categorizado en:
  • El alcalde José Linco y el Gobernador Rodrigo Díaz firmaron el convenio, cuya inversión alcanza los $200 millones, para la asesoría de un centenar de beneficiarios para potenciar sus habilidades sociales y productivas.

Con la firma del convenio “Fortalecimiento psicosocial y productivo para familias vulnerables de Tirúa”, concretada por el Gobernador Regional, Rodrigo Díaz, y el alcalde José Linco, se oficializó la entrega de un aporte de 200 millones de pesos para la implementación de un programa de intervención social y productiva que beneficiará a 100 vecinos, pertenecientes al 60% más vulnerable de la comuna.

Tras las mencionadas rúbricas – en presencia de los consejeros regionales Brenda Vigueras y Leonidas Peña – la iniciativa podrá potenciar el desarrollo local, social, económico y personal de los usuarios, a través de talleres y asesorías, abordando diversos aspectos, desde habilidades interpersonales y autoestima social hasta la entrega de capacitación en materias productivas como pequeña ganadería, turismo, apicultura y huertos, entre otros.

Al respecto, Díaz entregó más detalles del convenio. “Tenemos distintos instrumentos de cooperación. Uno de ellos son las subvenciones, donde se incluyen las de alto impacto, como la que firmamos, que va a beneficiar al municipio, el que nos solicitó la suma de 200 millones de pesos, para poder trabajar con 100 personas ligadas al 60 por ciento más pobre de la población quienes, a través de los programas y talleres, van a mejorar sus condiciones de vida, generar condiciones de carácter productivo y acceder a mayores ingresos”, explicó.

“Hace un tiempo atrás – recordó – ya lo hicimos en una cifra similar con la comuna de Alto Biobío. Es parte de lo que hemos compartido en el seno del Gobierno Regional, en cuanto a trabajar mancomunadamente con los distintos alcaldes, en este caso de mayoría indígena, puesto que nos interesa trabajar de una manera lo más concreta posible para ayudar a generar vínculos, mejorar condiciones de empleabilidad de quienes son parte de las poblaciones indígenas. Esto, porque son parte de nuestra región y nos debemos profundamente a ellos”, subrayó.

Por su parte, Linco, junto con agradecer el apoyo recibido, explicó que “vamos a trabajar con personas de sectores vulnerables y nosotros esperamos poder encaminarlas al desarrollo de las actividades que tenemos allá, como pecuario, agrícolas y otras, para avanzar en la actividad económica de la comuna, a través de talleres y en la entrega de capacitaciones para certificar la mano de obra y hacer otras cosas que hoy no tenemos”.

Cabe destacar, además, que este convenio pretende poner en valor la producción asociada al entorno, orientando los esfuerzos a la comercialización, con asesorías técnicas, a través de actividades focalizadas en la transferencia técnica de capacidades, conocimientos, habilidades, herramientas y complementos. Lo anterior, con un diseño participativo, operativos prácticos y en terreno, apropiados y en relación a las actividades de los beneficiarios.